12 mar. 2015

9 de copas

¿Cuándo voy a estar completamente satisfecha con mi pareja? : 9 de copas mal aspectado

¡Ay! Estuve a un tris de decirle a Lorena, sin anestesia ni pudores un simpe y contundente: ¡nunca!
Esta Tauro ascendente Leo, lleva en sus espaldas 3 matrimonios, y la verdad es que no me explico cómo se dejan cazar, cuando inmediatamente después comienzan a huir de ella.
Del primer marido la queja fue, que era un inmaduro y un viva la vida, que la dejaba de lado. Se divorciaron sin más.
El segundo la intento comprender, tuvieron un hijo juntos, pero a los tres años ya no pudo más y se divorciaron en malos términos, de hecho para ella es una pesadilla cobrar la pensión estipulada por el juez, ya que el “saca sus retenciones anales” como diría Freud, y solo la suelta tras varias denuncias y demandas judiciales.
El tercer marido es el caballo de batalla, que si llega tarde, que si no la desea, que si no la valora, no está por ella, no demuestra interés…quejas y más quejas.
Cuando entablamos una relación con una persona es porque esta nos gusta y complementa tal cual es, no para ir cambiándola ni tuneándola como si fuera un coche.
Imagínate que tu novio al tercer día te pide que te tiñas el cabello de un color diferente, que sabiendo que no te gusta el campo pretenda hacer excursiones cada fin de semana, cuando tú le has dicho que tu finde perfecto es estar tumbada en una hamaquita junto al mar.
Es evidente que esa persona “solo” quería entablar una relación contigo para después moldearte a su estilo, así es como fracasamos.
Recuerdo una amiga, que empezó a salir con un motero, ella le dijo que no le gustaba ese mundo ni estaba interesada en probarlo, pero el tío era muy insistente y la convenció para dar un paseíto; Aghhh! La puso a 200 por la autovía de Fuengirola, ella sentía que el viento se la llevaba...iba rezando todo el camino, me confeso después, y a la vuelta la dejo conmigo en un barecito de aquí del Rincón, el tipo con cara sádico me dice:
-viene un poco asustadilla, pero ya se acostumbrará.
-¿Acostumbrarme? ¿Yo? ¡Jamás! Olvídate de mí! Y así, sin más tonterías ni excusas, aun temblando del miedo, lo dejó…
Un aplauso por las mujeres con las ideas claras- le dije.
Si para estar tú satisfecho yo tengo que cumplir tus deseos y expectativas, mejor que te compres un décimo de lotería, porque a lo mejor te toca y satisfaces tus expectativas, porque yo desde luego no he venido al mundo a orbitar alrededor de tus caprichos, manías ni paranoias.
Lo ideal en las relaciones es coincidir con un compañero de viaje, donde cada uno lleva su mochila, compartimos y disfrutamos de la mutua compañía, se trata de sumar, no de restar.
En noviembre de 2004, en el Hotel Villasblancas de Granada, en un taller de crecimiento personal le pregunte a Jorge Bucay cómo podía felicitar a un amigo por su cumpleaños y me dijo varias frases pero me quedaré hoy solo con una: “El amor es ser feliz por la mera existencia del otro”

@Cristina Marley