10 feb. 2019

El amor, las relaciones del alma y los postureos de las redes sociales


Hola chic@s! hace un siglo que no escribo, la verdad es que estoy tan abstraída con la psicología que casi que me olvido de todo, pero voy a ponerme las pilas y seguir con las semanas astrológicas, que sé que muchos echáis de menos y yo también…
Hoy vamos a disertar sobre el amor, cómo mejorar las relaciones de parejas y la historia de San Valentín. Las disertaciones sobre el amor serán lo inéditas, fruto de estas semanas sin comunicarme con vosotros, pero las otras dos partes serán un revival de un post que hice hace tiempo, pero es válido en cualquier momento, de hecho su primera finalidad fue un programa de radio en Victoria FM, con Fran y Karmen en “Bokerones radio Show”, que buena época, echo de menos la radio y por supuesto a María José Sánchez Ballesteros con quien he estado 9 años en “Me gustas FM”…no sé cuándo pero amenazo con volver. ¿Empezamos?
A ver…el jueves 14 celebramos el día de los enamorados, será un día muy interesante a nivel astrológico: tendremos una Luna en Tauro donde la sensualidad y el goce de los 5 sentidos harán presencia, Mercurio el planeta de la comunicación estará en Piscis signo del amor incondicional y las palabras estarán llenas de poesía y un trasfondo amoroso, Marte (deseo y acción) que representa a la energía masculina entra justo ese mismo día, en el sensual signo de Tauro, donde se tomará su tiempo para gozar lentamente pero sin pausa de los placeres carnales. Venus (representa la energía femenina y el socializar) está en Capricornio, signo un poco austero (iba a decir sieso, pero no quiero herir susceptibilidades…) pero al ser de tierra quiere situaciones reales y tangibles , al igual que Marte en Tauro, como vemos hay trazas energética de una buena noche, y los aspectos que se darán a posteriori confirma esta buena energía disponible, siempre que pongamos por nuestra parte para que en la velada fluya el amor, la confianza y el respeto, las tres patas imprescindible para una relación de pareja. Obviamente el deseo debe estar presente siempre, pero sin esa base de a tres, se queda en una conexión superficial, que puede durar sí, pero sin sustento.
El amor es uno de mis temas favoritos, podréis deducirlo de las muchas disertaciones que he hecho, y sobre todo contando historias reales que nos sirven de espejo.
Lourdes y Chencho son una pareja que vienen ambos de matrimonios difíciles, cada uno tiene un niño de la misma edad y totalmente antagonistas entre sí, se pelean, se sabotean en el colegio – están juntos en la misma clase- se niegan a viajar, salir, juntos…un par de preadolescentes cabroncetes…Sin embargo, para esta pareja eso no es tema de debate, ellos se ríen de las posturas absurdas de sus hijos, si no quieren viajar se quedan con su otro progenitor y sin problemas. Su amor está basado en sinceridad, disfrutar de su complicidad, viajar mucho, y trabajar la relación desde ser feliz junto al otro, respetando sus opiniones, sus horarios y sobre todo dándose libertad, justo lo que les negaron sus anteriores parejas, la libertad y el respeto.
La siguiente pareja es otro cantar, ella necesita tener una relación, quería un novio me decía…lo demás daba igual. Y tuvo novio, un tipo sin respeto, burdo y mal educado que no tiene modales ni en la mesa, frustrado a nivel laboral paga con ella sus platos rotos, porque ella afortunadamente está bien considerada en el trabajo. Cuelgan mil fotos en las redes sociales, también en el whatapps aparecen en pose de pareja feliz, una pose de cara a la galería que cuando las puertas se cierran y no hay cámaras empieza el terrorismo emocional que hay entre ellos dos. No hay ningún tipo de apoyo, solo reproches, celos absurdos, gritos, platos que se estrellan contra el suelo, unas pinceladas de agresión verbal, pero se llaman cielo, amor y frecuentemente se dedican maravillosas frases de amor en sus muros de Facebook.
¿Cómo te has quedado? Pues desgraciadamente este tipo de parejas es la que más hay, personas que quieren no estar solas y mantienen un vínculo a todo precio, haciendo de su vida una desgracia continua, una agonía silente, carente de amor real, de desprecios, humillaciones, un querer cambiar al otro y castigarlo con malas caras, malas palabras, todo tipo de chantajes emocionales que los aboca a un vacío existencial que no sabe que es, pero se siente muy mal…¿Y como no te vas a sentir mal si vives en una continua guerra?
La tranquilidad no tiene precio, yo necesito estabilidad, saber que si estás conmigo es porque decides libremente estarlo, que si me besas es porque me deseas, el valor que tiene para mi es que pudiendo estar en otro sitio, y con otras personas me eliges a mi cada día, cada momento y cada beso, que me empapo de amor cuando te miro, sigo sintiendo las cosquillas en el estómago cuando vamos a vernos, me sigo arreglando con la ilusión del primer día, y trato de buscar tu felicidad, acompañarte en tus malos momentos, en compartir tus alegrías, sin juzgarte, sin presión, viendo en ti todo lo que deseo, sin necesitarte para nada, pero queriéndote para todo. Cerrar los ojos y evocar tus labios, el calor de tu abrazo y lo confortable que es sentirme segura, plena y feliz. Porque tú sumas alegría, risas, música y bienestar a mi vida, porque la única tristeza puede ser las ausencias, que te llevan lejos…pero después son recompensadas con creces cuando me besas y abrazas…Te amo hoy y siempre.
No es necesario estar siempre juntos, ni opinar igual, cada cual puede tener sus puntos de vista, el respeto por su mundo es vital. Un caballo de batalla en las relaciones son las amistades o familiares, que siempre están juzgando y opinando gratuitamente pero una pareja inteligente y sobre todo unida, está por encima de esas personas, que a veces escapan de sus propias vidas y viven la de los demás.
Hay que rodearse de personas nutritivas, que aporten ayuden a continuar esa felicidad, que no sean fuente de conflicto, ¿Cómo sabemos si una persona es nutritiva o toxica? Muy sencillo, sus palabras, si fueran alimentos: ¿te nutren o te intoxican?
Vivimos 4 días, y 3 llueven, tratemos de vibrar en positividad, buscar el bien a nivel personal y para nuestros pares. ¿De que te sirve estar acompañado si eres miserablemente infeliz?, ¿a costa de que estas viviendo tu relación? Una frase, para mi apoteósica es: “P´a puta y en chancleta en mi casa quieta”
En unos días en San Valentín, ¿Qué tipo de pareja tienes? Planteatelo…
Y ahora sí:
"Como mejorar las relaciones de pareja"

Febrero es el mes del Amor por antonomasia, y he pensado que podríamos hacer un experimento…….Al menos hasta después del “día de los enamorados”, os invito a mejorar vuestras relaciones de pareja……no tenemos nada que perder, ¿vale? Como dice la canción: “love is in the air” el amor está en el aire….

Febrero, es un mes difícil…..hay personas que marcan San Valentín como fecha clave o límite de sus diferentes expectativas amorosas….
Por ejemplo:
La persona que cree que si no le regala algo es que no la quieren….
La fecha perfecta para una declaración amorosa…que si no llega…la persona se derrumba…
Hay quien con un detallito y un poco de atención cree que todo el monte es orégano, y si…es bonito que te regalen algo, pero hay que ser consciente que el amor es como una macetita donde plantamos una flor, hay que cuidarla, atenderla, nutrirla, continuamente…porque cuando los sentimientos desaparecen o se extinguen es imposible revivirlos, al menos yo no puedo hacerlo.
Lo que nos diferencia de los animales, (a grandes rasgos…) es que ellos son muy simples:
– comen con hambre
– beben con sed
– y tienen sexo sin más motivación que el placer.
Nosotros, humanos o seres irracionales tendemos a complicarlo todo, sobre todo cuando nos inundan las emociones y tratamos de racionalizar los sentimientos, todo se complica cuando unimos mente y pensamientos con amor y sexo…..
John Rowan, un psicólogo humanista inglés, decía que cada persona está dividida en varias subpersonalidades, no siempre actuamos de la misma forma, nos comportamos de diferente manera según el lugar y la compañía entre otros factores…
-¿Tú relacionas de igual forma en tu trabajo, con tus padres, con tus amigos íntimos, en la calle con desconocidos que en la intimidad de tu hogar o con tu pareja?
Nuestro comportamiento, la conducta o forma de actuar cambia, ¿verdad?
Aún lo complicamos más en las relaciones de pareja, donde los sentimientos, las emociones y las pulsiones sexuales van implícitos.
Jorge Bucay, un psicólogo-psiquiatra y escritor argentino dice que la pareja son tres…..tú, yo y nosotros. Tú vida, tus amigos, tu familia…..todo lo que integra tu mundo y circunstancias, Mí vida, mis asuntos y temas personales y el nosotros aquello que compartimos.
Sí aprendemos a distinguirlo, respetarlo y darnos espacio es evidente que la relación nos irá mejor.
Mi gurú, mi gran maestro, es Jung, un discípulo de Freud, que llegó incluso a trascenderlo, ir más allá…. Jung decía, que cada persona tiene dos partes:
-un lado femenino (animus)
-un lado masculino (anima)
Por lo que en una pareja somos cuatro!!
-mi lado masculino y mi lado femenino
-tu lado masculino y tu lado femenino
esa otra mitad en cada uno de nosotros actúa de forma inconsciente, no nos damos cuenta cuando funcionamos desde la ENERGIA MASCULINA que es activa, practica, mas impulsiva, más racional y directa, o desde LA ENERGIA FEMENINA, pasiva, receptiva, emocional, dual y contradictoria e indirecta……entonces…¿Que ocurre en nuestras relaciones de pareja? Que es sencillamente imposible llegar a un entendimiento a veces, y los mismos problemas son nuestro caballo de batalla.
Por ejemplo:
Una pareja, donde la mujer lleva siempre la voz cantante, ella lo decide todo….el marido, por comodidad o por no buscarse problemas otorga, y cede. Es evidente que la Sra. actúa desde el masculino y él en femenino…..si el marido se opusiera, ambos “estarían” en masculino y habría una confrontación.
Para que la pareja cambiara la dinámica de la relación, ella tendrá que cambiar su actitud dominante y dejarse llevar…y por supuesto darle a su “patener” la seguridad de que sus iniciativas van a ser bien recibidas….esto sería como bailar una melodía lenta, uno de los dos debe guiar y el otro dejarse llevar para que haya armonía.
Otro ejemplo: es un caso real….
Guille me cuenta, que la chica que le gusta le ha dicho: he roto con mi novio porque me he dado cuenta que te quiero, él le contesta: yo también te quiero pero no voy a lanzarme sin más sobre ti, cuando tú te sientas con fuerza y ganas de empezar una relación, aquí me tienes…. es evidente que las energías son pasivas al máximo y los dos están en femenino…y eso no va a ningún lado……A las pocas semana aparece la posibilidad de que “un tercero en discordia” le quite la chica… Entonces, me hizo caso, y actuó, fue consciente que su falta de iniciativa y sobre todo delimitar la relación.
Ella le manifiesta sus sentimientos, él le dice que siente lo mismo, pero no define su relación, deja la responsabilidad de concreción en ella: no hay resultado, las energías se neutralizan, la situación queda en tablas…Cuando vio que la iba a perder, me hizo caso, concreto y cerró el tema; hoy son pareja.
Otra gran dificultad, que nosotros mismos nos creamos, cuando esperamos que nuestra pareja adivine que es lo que queremos. Sería un gran acierto conversar abiertamente, informar de nuestros deseos e inquietudes, manifestar que pretensiones tenemos y averiguar las expectativas de nuestra pareja o amigo, llegando a un entendimiento certero.
– No usar frases subliminales o indirectas
-o atacar con reproches….
De esta forma:
-hay una película muy interesante en el cine…..
-o, tu nunca me llevas al cine!!!!
¿Hablaríamos así con un amigo o un conocido?
Las relaciones de pareja son un campo abonado para críticas y reproches, y aunque hablemos el mismo idioma, es evidente que las mismas palabras no tienen el mismo significado para los hombres que para las mujeres, de ahí que haya tanto mal entendido y conflictos. Deberíamos mostrar con nuestra pareja, la misma delicadeza y cortesía que tendríamos con un amigo o mejor, la misma que utilizábamos cuando éramos novios. Sí evitamos las críticas y valoramos positivamente a nuestra pareja contribuiremos a hacer una relación más placentera y armónica. Y si a todo esto le añadimos confianza y sinceridad, para mí la base de cualquier relación.
Estos consejos se pueden extrapolar a cualquier tipo de
relación personal, independientemente de que la pareja sea gay o heterosexual o ni tiene porque ser de índole “erótica”.
Dos monólogos no constituyen un diálogo.

Y ahora sí, hablemos de san Valentín:
La primera vez que oí hablar de San Valentín tendría yo unos cuatro años, Chica y Mavi, dos vecinas adolescentes tenían la amabilidad para con mi madre, de llevarme y recogerme del colegio al que íbamos las tres. Hablaban de ponerse prendas rojas, unos gorritos de corazones rojos que una marca de refrescos hiperconocida regalaba…yo decidí acompañarlos con mis tacones de flamenca rojos. Al verme vestida de esa guisa tan ridícula mi abuela me hablo del día de los enamorados…
En la antigua Roma, el emperador Claudio II prohibió el matrimonio de los jóvenes soldados, ya que según el opinaba no resultaban tan efectivos durante las guerras, como aquellos que no tenían compromisos amorosos. Es entonces donde destaca San Valentín, un joven sacerdote que desafiando la restricción del emperador, casaba a los jóvenes enamorados defendiendo sus derecho a una unión católica. Finalmente acabo encarcelado, dándole una pincelada más romántica a la leyenda.
Retrocediendo más en el tiempo, dentro de los ritos paganos se le hacían ofrendas al dios de los griegos Eros, Cupido para los romanos, para pedir ayuda en los temas amorosos.
Es en EE UU donde aparecieron las primeras tarjetas del día de los enamorados, que se les regalaba al objeto de sus “desvelos” así como rosas rojas, otro símbolo del amor romántico.
Con los años, y dada mi experiencia en el mundo empresarial siempre he considerado esta festividad, un momento muy oportuno para impulsar las ventas tras unas Navidades y las rebajas. No obstante, ya que existe, tratemos de disfrutarla, ¿No crees?
El amor es necesita de cuidados, de mimos, caricias y recordar por qué estamos juntos. Cada encuentro sexual se disfruta más, si compartimos cada caricia, cada beso y pensamos en hacer disfrutar al otro. En el amor no cabe el egoísmo, yo disfruta haciendo de tu cuerpo un templo que cuidar y profesar el culto en el que creo, ser fiel significa creer en el algo, y yo soy fiel a mí misma, por eso elijo cada día amarte, porque creo en nuestro vinculo y en nuestro amor…
Feliz San Valentín 2019!
Imagen tomada de googles: https://www.google.com/search?biw=1366&bih=625&tbm=isch&sa=1&ei=YOpfXJ-0LsiOlwTDmKSYDA&q=amor&oq=amor&gs_l=img.3..0j0i67j0l8.5548.5548..7936...0.0..0.75.75.1....1..1....1..gws-wiz-img.HrQK9z_F7Ok#imgrc=54kG0Qk0-hkTdM:
@CristinaMarley 10 febrero 2019