24 dic. 2012

Regreso a la infancia: La Navidad desde los ojos de un niño

Pablo (mi sobrino) acaba de cumplir 7 años, de padre ingles y madre española tiene la vivencia de dos culturas que se integran últimamente aquí en España como opciones, y se oponen entre los valores típicamente tradicionales o chauvinista de los Reyes Magos, y el modernismo con cierto toque de elite, con tintes snobismo  de los adeptos a Papa Noel.

Le pregunto: ¿Qué sientes cuando llega la navidad? Y con su voz dulce e inocente me responde dubitativo: ¿Alegría?.

Sigo insistiendo le que me explique…:

Pienso en regalos, el Belén, el niño Jesús, los 3 reyes Magos, José el carpintero, María a la que un ángel de Dios le dijo que iba a tener un bebé, que era hijo de Dios.

Acepta con toda naturalidad que este personaje abstracto, le diga a una señora que van a tener un hijo, y su marido tan feliz….Me resulta curioso que el dogmatismo religioso perdure, aun en niños con una visión de la vida tan tecnología y open mind <<mente abierta<< de esta generación tan evolucionada con una conciencia muy amplia. A ellos, les explicamos todo, con razonamientos lógicos y empíricos….nada que ver con nuestra época que nos bastaba porque es así, porque yo lo digo o fulano, mengano o zutano…

Pablo sigue contándome:

-Te  tienes que portar bien para que te traigan los regalos. Papa Noel  les trae carbón a los niños malos…, pero carbón del que se come, prefiero a santa, porque es el primero que viene en su trineo de renos mágicos que vuelan, y puedo pasarme todas las vacaciones jugando. Los reyes vienen muy lento porque vienen en camello, de las cosas de los reyes magos a penas me da tiempo a disfrutar ya que hay al cole al día siguiente.-

¿Que hacemos la familia en navidad?

-Reunirnos, comer pavo y abrir regalos…tenga ganas de hacerme mayor para poder pedir un ordenador y otras cosas… no tan de niño chicos..-

Aquí, me sorprende con la madurez que clasifica la lista de regalos, da por sentado que cuando vaya creciendo sus necesidades son otras, ya no juguetes sino gadget y objetos, prácticos. Eso si, en todo momento constata el regalo material, el objeto tangible, y ni cruza por su mente un valor emocional o una virtud, en la que prevalezca sentimientos; y entre ellos destacaría la solidaridad y el altruismo.

Llegado a este punto…me doy cuenta que somos lo que la sociedad y nuestro entorno quiera que seamos. Los reclamos publicitaros nos bombardean con mensajes subliminales que incitan en todo momento al consumismo.

No puedo arreglar el mundo, ni redimir las humanidad…eso ya lo hizo Jesús y fíjate como le pagaron. Siendo hijo de Dios y tan perfecto, ni siquiera él consiguió caerle bien a todo el mundo….pero si puedo charlar con Pablo, y hablarle de un personaje olvidado y cuasi desconocido…que dedico su vida ayudar a todo aquel que se cruzaba en su camino. Me refiero a la historia del cuarto Rey Mago…¿No os acordáis? No problema…hacemos un revival:

“El cuarto Rey Mago

Cuando era pequeña mi gran ilusión era escribir mi carta a los Reyes Magos.....¡ay! me recreaba en mis deseos, me imaginaba jugando, vistiendo o simplemente acariciando mis grandes tesoros......Que mágica era la noche de Reyes.!!!!! En la cera de enfrente vivía mi querida amiga Ester, una chica un año menor que yo,  solía pasar las tardes de invierno jugando junto a su hermano Isaac,

Llegado diciembre y su época de celebración el padre reunía formando un corrillo alrededor de él a todos los chicos de la zona s olía contarnos relatos de sus antepasados y de como debían celebrar el Janucá

Aquel día tras escuchar su historia sobre el origen de sus tradiciones me asaltó una duda que me llevó a otras........Desconocía la historia real de los Reyes Magos, aquellos a los que pedía regalos no sabia más que  sus nombres. Así que a la mañana siguiente me acerqué a la biblioteca de mi ciudad y me dispuse a indagar sobre aquellos misteriosos Magos, fue entonces cuando encontré algo sorprendente:

No solo eran tres!!  : en aquel viejo libro aparecía un cuarto nombre, un Rey desaparecido que nunca pudo llegar a Belén, su nombre era Artabán.  Según aquel libro Artabán era un hombre solidario que iba ayudando a todo aquel que necesitase mientras iba camino a Belén por ello tuvo que separarse de sus amigos, Melchor, Gaspar y Baltasar con la esperanza de reunirse en un futuro para entregar los regalos al niño del Portal. Pero ya sea por el destino o por su afán de ayudar al prójimo, tardo 33 años en encontrar a Jesús, y cuando llegó lo encontró agonizante y le suplico perdón por su demora, Jesús lo miro con tiernamente y le contestó: ¿Perdón? Yo soy quien te tengo que agradecer a ti por sembrar mis pasos con tu ayuda, caridad y amor a todo aquel que lo ha necesitado, aquello que hiciste por tus hermanos lo hiciste por mi....desde hoy estarás a mi lado en el Reino de los cielos......Artabán se hizo polvo de estrellas y forma parte de universo.

Tras leer aquello cerré el libro y me dirigí hacia mi casa, de camino iba pensando en el altruismo de aquel hombre y lo bueno que sería que todo el mundo se ayudase entre si. El mundo sería diferente, perfecto me atrevería a decir........

Hoy día, sigo recordando aquella historia con ternura, ¡Qué necesario es ayudarse entre todos! y que pena que algunos no sean capaces. Estas navidades no voy a pedir nada más que penséis en la historia de aquel hombre y la transmitáis a vuestros hijos y amigos.

Porque: ¿Qué mayor regalo hay, que regalar un trocito de ilusión, fe , esperanza, solidaridad y apoyo a nuestro alrededor? “

……..Eso publique el año pasado, y este me reitero, y seguiré haciéndolo…Debemos ser consciente que para cambiar la realidad externa, debemos empezar con la interna. Nunca es tarde…y aunque nosotros necesitamos más tiempo, los peques son esponjas psíquicas. Y la educación no se aprende en el colegio, la gran escuela esta en la casa. Somos nosotros los grandes maestros que mas vamos a moldear estas mentes libres de perjuicios...pero nada de discursos y palabras demagogas….el ejemplo es el único camino.

<<Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por

medio de ejemplos<<. Lucio Anneo Séneca

@Cristina Marley