29 jul. 2013

Las Almas Gemelas: ¿mito o realidad?

El amor es el motor que mueve el mundo, las personas cuando están enamoradas segregan unas hormonas (serotonina y endorfinas) que les hace parecer, aparte de más felices incluso más luminosos, muchísimo más atractivos.
Cuando estamos decaídos, sin ilusión desmotivados, melancólicos y hasta tristes, el cuerpo deja de "fabricar" estas hormonas del placer, es cuando son sustituidas por antidepresivos...en casos un poco "extremos".
No hay consultante que no me pregunte por el amor, si encontrara a su "Alma Gemela"...y como siempre digo: No hay nuevo bajo el Sol, y la primera alusión conocida la hicieron los griegos, concretamente Platón.
Platón era un filósofo griego, en su obra "El banquete" hace referencia a las "Almas Gemelas":
<<Las mujeres, los hombres, no eran como son hoy, había solo un ser, que era bajo, con un cuerpo y un cuello, pero cuya cabeza tenía dos caras, cada una mirando en una dirección. Era como si dos criaturas estuviesen pegadas por la espalda, con dos sexos opuestos, cuatro piernas, cuatro brazos, los dioses griegos, sin embargo, eran celosos y vieron que una criatura que tenía cuatro brazos trabajaba más, dos caras opuestas estaban siempre vigilantes y no podían ser atadas a traición, cuatro piernas no exigían tanto esfuerzo para permanecer de pie o andar durante largos períodos y lo que era más peligroso: la criatura tenía dos sexos diferentes, no necesitaba a nadie más para seguir reproduciéndose en la tierra.
Entonces dijo Zeus: El supremo Señor del Olimpo, "Tengo un plan para hacer que estos mortales pierdan sus fuerzas", y con un rayo partió a la criatura en dos, y así, creó al hombre y a la mujer. Eso aumentó mucho la población del mundo y, al mismo tiempo desorientó y debilitó a los que en él, habitaba, porque ahora tenían que buscar su parte perdida, abrazarla de nuevo, y en ese abrazo recuperar la antigua fuerza, la capacidad de evitar la traición, la resistencia para andar largos períodos y soportar el trabajo agotador. A ese abrazo donde los dos cuerpos se confunden de nuevo en uno le llamamos sexo...
Y desde entonces vagamos solos y perdidos buscando nuestra otra mitad para fundirnos en un abrazo que nos devuelva la sensación de estar otra vez completos en cuerpo y alma...<< (teoría de Platón tomada literalmente)
Lo que más me llama la atención a priori, es lo evolucionados que eran los griegos, puesto que contemplaban tres tipos de parejas, hombre-hombre, mujer-mujer y la pareja andrógina hombre-mujer. Lo cierto es que siempre han existido y existirá, por mucho que quieran "amordazarlos".
Yo sinceramente sí creo que hay "almas gemelas", personas que con una simple mirada nos hacen estremecer, y desde el minuto cero sentir algo tan inconmensurable, que nos arrastra, que nos ciega, y desborda...que fantástico llegar a sentir algo así...
Siempre os dejo unas palabras a modo de reflexión y hoy he decidido terminar con un link, aquí, mi amiga Inés, narra su encuentro con alguien muy especial...¿Podría ser su alma gemela?

http://inesdemivida.hazblog.com/A-MI-MANERA-b1/La-bruja-que-descendio-del-cielo-casualidades-o-causalidades-Primera-parte-b1-p16.htm
@Cristina Marley