24 oct. 2013

No es amor… es una obsesión

“Son las cinco en la mañana y yo no he dormido nada

pensando en tu belleza en loco voy a parar

el insomnio es mi castigo, tu amor será mi alivio

y hasta que no seas mía no viviré en paz….No es amor, no es amor…es una obsesión”

Hace unos días desayunaba leyendo esto en un periódico digital:

“Noticias -Tecnología

Whatsapp permite reconocer cuándo alguien está mintiendo

Una universidad estadounidense ha realizado un estudio en el que descubre cuándo una persona está mintiendo en las redes sociales. Que se tarde más en contestar, se borre y reescriba varias veces antes de enviar un mensaje, y éstos sean más cortos de lo habitual, son señales clave que delatan al mentiroso.

La Universidad de Brigham Young, Utah, EEUU, ha llevado a cabo un estudio en el que han analizado cuáles son las reacciones de alguien cuando miente en un mensaje digital, bien a través de Whatsapp, en las redes sociales o simples sms.

Tras ello, han averiguado que se puede reconocer cuándo se está diciendo una mentira ya que el individuo tarda más en contestar, edita más veces mientras escribe (borrando y volviendo a escribir) y sus mensajes son más cortos de los habitual.

Tom Meservy, profesor de sistemas de la información y coautor del estudio que se publica en la revista 'ACM Transactions on Management Information Systems', señala que "las conversaciones digitales son un terreno que fomenta el engaño, ya que las personas pueden disimular y hacer que sus mensajes parezcan creíbles". Detalla que, mientras que en una conversación cara a cara las personas pueden detectar mentiras con precisión en un 54% de las ocasiones, este porcentaje desciende en los mensajes digitales al no oír la voz del interlocutor, al no ver su expresión ni sus gestos.

En el estudio participaron más de cien universitarios quienes 'mantuvieron conversaciones' con un ordenador que les formulaba decenas de preguntas. Los investigadores les pedían que mintieran en algunas respuestas y comprobaron que tardaban un 10% más de tiempo en escribir las respuestas falsas, además que estas eran editadas más veces.”

¡Qué bobada más grande! No habrá estudios más interesantes y que aporten más a la humanidad que satisfacer curiosidades insanas, morbosas y hasta enfermizas.

¿Si Einstein, Gutenberg, Edison y el mismo Graham Bell hubiesen usado el WhatApps hubiesen sido los grandes inventores de la humanidad?

Sigo investigando el tema y me encuentro con “WhatsApp espía es un fraude según la policía”…

Así podríamos estar un buen rato. Lo que puede usarse como un medio fácil, económico y rápido para dar un mensaje, concertar una cita o simplemente mandar un te echo de menos, un saludo,cultivar una relación, se está convirtiendo en una obsesión para muchas personas, un nuevo método o forma de espiar, y  estar pendiente de los movimientos del whatppseador.

Y para mi sorpresa últimamente es la pregunta estrella en la consulta de tarot. Una señora de unos cuarenta y pocos me llama cada sábado para preguntar por un tipo, y sus movimientos de whatapps. La primera vez le preocupaba que no se hubiese conectado en todo el día, por lo cual deducía que estaría con otra mujer y claro…antes tal ultraje, ella no puede por menos que soltarle cuatro frescas del estilo “Sé que estas con otra, que la disfrutes etc…a mí no me vuelves a tocar un pelo”…supongo que el “señor” ante esa cantidad de improperios y despropósitos tomo las de Villadiego y paso del tema…Lógico, ¿no?

El siguiente sábado la preocupación era que estaba como un poseso entrando y saliendo del whatapps…! Ya me alarmo!, y le digo:

- pero mujer, ¿no te das cuenta que estas actuando como una adolescente? ¿Por qué no sales con tus amigas y te entretienes?

- Es que este fin de semana tengo a mi hija y no puedo, así que estoy aburrida en casa…

- pues  lee un libro, sal con ella, haz algo, y por supuesto pon el móvil en silencio y desconéctate del whatapps…

Predicar en el desierto…hoy lunes vuelve a llamar para ver si el tipo la va a llamar para verse esta semana…

Pero no creáis que esto es un mal femenino, ¡eh! , que las obsesiones no tienen sexo, ¡afortunadamente!.  Hay hombres que su duda es la reacción de la fémina al recibir tal o cual mensaje, si debe decirle lo que siente, mandarle un video muy divertido que ha recibido…!y claro!, me lo manda a mi… y ahora resulta que es mi whatapps el que no tiene horas de ultima conexión, que estoy todo el día en línea, y no paro de whatappsear…menos mal, que yo no tengo espías, ni controladores, ni personajes que estén esperando verme “conectado” para abordarme…Por cierto, me ha hecho evocar una cita preciosa de mi adorado Terenci Moix: “El recuerdo es un ladrón, que acecha el paso del caminante indefenso para asaltarle” (No digas que fue un sueño).

Dios, ¿evolucionamos o involucionamos con estas nuevas tecnología? Recuerdo que cuando empezaron a ponerse de moda las cámara de video. La gente iba de viaje, y se centraba más en capturar cada milésima de segundo que de disfrutar del viaje en sí. Hoy puedes ver por Facebook como continuamente están ubicándose, incluso subiendo fotos de “cada novedad”, mucho cuidado, que no lo critico eh!, todo lo contrario me gusta y disfruto mucho compartiendo esos momentos con amistades, solo quiero que reflexionéis conmigo sobre el tema, y como dijo Jesús Cristo: “Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra.”

Os dejo una cita muy buena: “Los celos nacen del miedo y la inseguridad del celoso y se agravan con su obsesión de dominio y posesión. Sus premisas son la maledicencia, la desconfianza y los indicios. Por lo que la teórica traición se suele condenar sin la suficiente base probatoria.” (José Luis Rodríguez Jiménez)

Por favor…dejar de controlar a través del whatsApp, resulta tan pueril… Ah! por cierto, hay una aplicación que no deja ver la ultima hora de conexión…

@Cristina Marley