21 nov. 2017

Mercurio retrogrado diciembre 2017


El próximo 3 de diciembre el pequeño de la familia de planetas de nuestro sistema solar, Mercurio comienza su cuarta y última fase retrograda este año.
Aquellos que no estéis versados en el lenguaje astrológico, diréis ¿qué cosa es esa…? Mercurio es un planeta  rige al ámbito de las relaciones, tanto personales como profesionales, ya sean orales y/o escritas, tiene que ver con todo tipo de transacción, negociación, los medios de comunicación y los transportes. Al igual que en plano personal y psicológico describe cómo  pensamos, como nos relacionamos y la forma en que transmitimos nuestros pensamientos e ideas.
Se considera que un planeta se pone “retrogrado” cuando en vez de avanzar en sentido contrario a las agujas del reloj, cambia la marcha, coincidiendo con dicho sentido o dirección. Este suceso ocurre tres veces al año, concretamente en este 2017 han sido cuatro:
-19 de diciembre de 2016-8 enero 2017 (Entre Capricornio y Sagitario)
-9 de abril al 3 de mayo (Entre tauro y Aries)
-12 agosto al 3 de septiembre (Entre Virgo y Leo)
 Y como dije unos párrafos antes, esta tercera comienza el 3 de diciembre hasta el 23 de diciembre, cosa curiosa que coincide con la salida de Saturno en Sagitario (realmente entra en Capricornio el día 20 a las 05:49), signo donde tendrá lugar esta última retrogradación.
¿Qué puede significar esta última retrogradación? Yo creo que tras liberarse Sagitario de esa pesada carga de responsabilidad,   de sentirse presionado y restringido, pasar   a esa liviandad  energética, se nos pueden pasar muchas cosas por alto, y más Sagitario que solo ve el contexto y no quiere detenerse en detalles (salvo que tengas algo de Virgo). Esta retrogradación cobra sentido si es para cerrar un 2017 sin cabos sueltos, comenzar sin restricciones ni trabas. Por lo cual presta atención a la zona Sagitario de tu mándala zodiacal, que te mostrara con precisión donde tienes que prestar máxima atención, sin olvidarte de los consejos generales para la retrogradación de Mercurio.
¿De qué se trata “Mercurio retrogrado?
En vez de avanzar, retrocedemos, hay parones, nada fluye, bloqueos, colapsos, malos entendidos, se nos cruzan los cables, hay cancelaciones de vuelos, atascos de tráfico, el laptop se nos bloquea y perdemos el documento que llevamos días redactando…nos sentimos con ansiedad, las dudas nos escinden el alma, seguro que Hamlet es un personaje digno de esta gran dicotomía.
Yo os aconsejaría, en primer lugar, tener en cuenta los tres periodos de tiempos antes citados, y meditar que pasó, si os afecto de alguna manera. En mi caso nunca olvidare la situación vivida con un amigo, que se bañó en el mar con su “iPhone 7” y después cuando se dio cuenta que no le funcionaba, le pidió al asistente de telefonía que si podía comprobarle el móvil, puesto que “sospechaba” que se le había podido mojar…
Es posible que para ti estos periodos signifiquen todo lo contrario, mayor fluidez y facilidad con los temas mercuriales, en ese caso puede pasarte como a mí, naciste con Mercurio retrogrado por lo cual no hay problemas, sino todo lo contrario es como un “As bajo la manga”. También pueden producirse o experimentar situaciones de “déjà vú”.
Según nos aconseja Erin Sullivan, en su libro Planets:
Cuando Mercurio se pone retrogrado es un buen momento para rehacer, repensar, revalorar, revaluar…cualquier verbo u acción que comience con el prefijo “re”. Un periodo fantástico para ponerse al día, completar proyectos inconclusos. Hace tiempo que debes llamar a alguien o mandarle un whatsApp, un @...hazlo ahora, pagar deudas pendientes (yo ya he revisado todas mis facturas y las he solventado).
 Por el contrario no es aconsejable comprar electrodomésticos ni vehículos, puesto que puede dar lugar a continuas  averías y sus consiguientes reparaciones, al igual que gadgets  y aparatos electrónicos. Es posible “re-encontrarse” con personas de nuestro pasado con quienes tengamos asuntos pendientes. Tampoco debes empezar proyectos ni iniciar acciones, sin embargo es muy positivo para planear y planificar. Así mismo ni se te ocurra firmar ningún tipo de pacto o acuerdo porque puede ser que te encuentres con “trampas” o “vicios ocultos”. De hecho, en la mitología la faceta oscura o sombra de este dios, Hermes, es las de liante, mentiroso, ladrón y embaucador, coincidiendo igualmente con su par en el Tarot “El Mago” en su sentido mal aspectado, invertido o negativo.
Este periodo es positivo para meditar, hacer una introspección, (mirar hacia dentro), conectar con nuestra conciencia. Oír a nuestro “Pepito grillo”, tratar de actuar acorde con nuestra forma de sentir.
A modo de resumen y antes que salten” las luces de alarma”, ten presente los últimos consejos:
Tener en cuenta que puede haber retrasos e incluso perdida de cartas, correos, documentos o cualquier tipo de comunicación escrita.  Las comunicaciones orales pueden dar pie a malos entendidos, tergiversaciones y en definitiva a conflictos, por lo que no estaría de más “re-calcar” que queremos decir o hemos entendido.
Si vas a viajar, “revisa” los tickets, confirma la reserva y sal con tiempo de sobra, para poder tener capacidad de solventar cualquier posible contingencia.  No olvides llevarte tu libro favorito, un gadget o algo con que entretenerte, pues es más que probable las demoras y esperas.
Atención con la pérdida de datos en laptops, móviles y hasta del propio terminal. Otro caso muy típico seria también dejarse el móvil encendido, hacer comentarios poco afortunados y que te pillen. Mandar un mensaje a quien no debes o confundirte de persona. Cuidado con las promesas que te hagan en este periodo porque pueden ser falsas y una vez este Mercurio directo…”nastideplasti”
Algo de bueno tiene que tener ¿no? En mi caso como te dije Mi Mercurio es retrogrado de nacimiento por lo cual, me favorece,  pero estoy segura que si observas a tu alrededor podrás “ver” las personas sin su careta o disfraz.
“Todos quieren la verdad, pero nadie quiere ser honesto”@ Cristina Marley.