21 nov. 2014

Morir de amor

El día 16 despierta por fin el gran Neptuno, la octava mayor del supuesto planeta del amor, Venus. Y digo supuesto, porque en realidad Venus rige el deseo, y no el amor. El amor como un todo que te inunda, es Neptuno.
Para aquellos que estéis menos familiarizado con la astrología, os diré que Neptuno es sueños, música, poesía, proyecciones, ilusiones y anestesia. ¿Qué es el amor? Aquello que nos llena de sueños, ilusiones, canciones y poesías de amor y nos hace proyectar valores inexistentes muchas veces en el ser amado, por eso dicen que el amor es ciego.
Últimamente hablo con muchas personas que están despertando de su propia vida. Anoche sin ir más lejos, me llamó un virgo desde las Ramblas de Barcelona, andaba un poco achispado de cacique cola (otro efecto de Neptuno, el alcohol y las drogas)
Ha despertado de un matrimonio que le ha robado 15 años de su vida, no soporta estar ni un minuto junto a ella, y se siente un pelotudo (es argentino) por querer tirar todo por la borda, casa, negocios, familia…¿vos me entendés? Me decía desesperado…
¿Que si te entiendo? Yo hice lo mismo, deje todo y me puse el mundo en contra, pero me dio igual, era mi vida y la que la sufría era yo.
Llega un día que te despiertas con un “no puedo más” y lo haces. Y vuelves a recobrar la paz interior, a tener tranquilidad y a respirar libertad.
Nunca olvidare el día que me divorcié, mi ex hasta el último minuto presionándome, y sobre todo, una señora de más de 80 años, muy antigüita ella vestida de negro y hasta el pañuelillo ese que se ponen las señoras de pueblo. Estaba como yo, esperando turno para firmar la sentencia de divorcio, ella decía que toda su vida había estado sometida, primero a su padre y después a su marido, que para más inri la maltrataba física y psicológicamente. Había decidido morir libre, ser feliz o al menos intentarlo, recobrar su paz interior.
Son frecuentes las consultas sobre amores muertos, que se descomponen intoxicando la vida de aquellos que son conscientes de esa descomposición, de ese deterioro.
Mucha responsabilidad me piden a mi cuando me preguntan ¿Qué va a pasar? Esperando que les diga un futuro inexistente.
Pasará lo que vosotros queráis que pase, puedes ser un convidado de piedra en tu propio futuro o ser la dueña de tu destino.
Primero lo que debes tener claro son tus sentimientos, si te merece la pena luchar e intentarlo, y sobre todo mantener una conversación adulta a corazón abierto. Si ya no te quedan balas que tirar, da el paso, libérate…
Si te quedas quieto, esperando que la vida te libere de tus cadenas, puede ser que seas una bella durmiente, y vivas anestesiado, una vida agonizante, decadente y sin gas.
Observa esta carta del Tarot (8 de espadas) representa gráficamente cómo te sientes, atada, rodeada de espadas que no ves por llevar los ojos tapados, lo cual es una metáfora de sentirse atrapada en un tormento mental, porque la persona realmente tiene el camino libre, debe pisar ese charquito de agua que tiene delante, lo cual simboliza tomar contacto con sus sentimientos, caminar hacia delante y seguir pisando fuerte desde el corazón.
<< Dentro de 20 años no te arrepentirás de lo que hiciste, sino de lo que no te atreviste a hacer.
Mark Twain <<
@Cristina Marley